Manuel Miranda, de alumno a compañero

Con esta primera entrada doy paso a una nueva sección en mi web para hablar de personas que merecen la pena. A través de diferentes artículos os iré presentando a hombres y mujeres que he conocido y que dejan huella.

Manuel Miranda

Manuel MirandaNo quedaba otra, para hacer las cosas bien, el primero tenía que ser él. Hace muchos muchos años, Manuel fue alumno en un curso de Gestión empresarial o similar.

Lo cierto, es que no guardo un recuerdo especial de esa época (han sido muchas personas en más de 20 años de clases), pero al parecer dejé mi huella pequeñita.

Según me comentó tiempo después, en clase yo era la profe seria (el curso era compartido). Pero, como dijo a sus compañeros y acertó, también la que se implicaría más al final con el grupo.

El curso terminó, los años pasaron, y un tiempo después nos volvimos a encontrar en LinkedIn.  Hasta aquí, una relación más o menos normal.

Y llegó la radio

El caso es que por 2013, Manuel Miranda copresentaba un programa de radio llamado La solución óptima y me invitó a participar. Así, comencé mi andadura en la radio hablando, quién lo diría, de comercio exterior y la zona franca del puerto de Sevilla, un tema que me encanta.

Con Manuel Miranda en Café Digital

Aquel proyecto terminó pero Manuel me propuso continuar con uno nuevo con distinto enfoque. Y así, junto a otros compañeros, en marzo de 2014 nació Café Digital, un programa que ha permanecido en antena hasta junio de 2017.

Aunque finalizara, seguimos en contacto, colaborando en distintos proyectos de diseño web y social media. Y, quién sabe, quizás algún día volvamos a encontrarnos detrás de un micro.

Con Manuel Miranda

A nivel profesional se ha especializado en mejorar la presencia digital de escritores. Por un lado, diseñando portadas de libros, pero también subiendo los textos a plataformas como Amazon, potenciando blogs…

Puedes encontrarlo en ManuelMirandaJ.es

En resumen

Manuel es una persona irónica, quizás con un cierto toque sarcástico, que puede despistar a quien lo trate por primera vez. Pero si te quedas en la superficie, no descubrirás al gran ser humano que hay debajo.

Es un amigo de verdad, celoso de su intimidad y un trabajador incansable que ha sabido luchar hasta encontrar su nicho. Eso sí, en las redes puede convertirse también en un troll adorable.

 

Deja un comentario