Responsabilidad, un valor añadido para tu marca personal

La responsabilidad es un factor que asumimos de manera implícita con los demás.

Por ejemplo, si una organización contrata a alguien, espera que la persona sea responsable. Es decir que llegue a su hora, que realice el trabajo con eficiencia… De manera similar, si encargas un proyecto a un profesional o a una empresa, lo demandado es que lo ejecute bien y en el plazo previsto. Por desgracia, con frecuencia no es así.

Responsabilidad, un valor añadido para tu marca personal

Cuando los demás ya te conocen y sabes que trabajas bien, tu responsabilidad será reconocida y estará asociada a tu marca personal. Sin embargo, ¿qué puedes hacer cuando buscas trabajo o nuevos proyectos?

Una forma alternativa para demostrar tu responsabilidad

Puede que la opción que te voy a presentar no sea la que esperes, pero puede resultar muy interesante.

El blog personal es un medio cada vez más importante a la hora de mostrar qué sabes hacer. Y cuidado, no es una afirmación que me haya sacado de la manga. Muy al contrario, es un hecho reconocido por especialistas de la talla de Eva Collado.

A menudo veo profesionales con web personal pero con poca actividad propia. Pueden tener una buena presentación pero se limitan a publicar contenido cuando tienen “un rato”.

Márcate un objetivo de publicaciones para mejorar tu marca personal

Pues bien, mi propuesta es que te impongas una frecuencia propia de publicación y la respetes a rajatabla. En mi caso, al abrir esta web me marqué como objetivo escribir un post semanal.

Puede parecer poco, pero te garantizo que a veces es realmente difícil respetar el plazo por circunstancias profesionales o personales. Por ejemplo, esta semana ha sido realmente complicada, pero aquí tienes mi artículo. Además, siempre intento publicar de lunes a viernes, pero en algún caso extremo he tenido que irme al fin de semana. Aún así, y a pesar de ser una obligación autoimpuesta, la respeto al máximo.

Esta forma de actuar no la desarrollo sólo aquí, también la aplico en mi página de Facebook. Allí, desde su apertura, me marqué como objetivo una publicación al día y hasta ahora puedo decir prueba superada.

Puede que no lo veas como algo determinante, pero recuerda que todo suma (o resta) a la hora de mejorar tu marca personal y profesional.

Y tú ¿cómo demuestras tu responsabilidad?

Deja un comentario